Cuidados para los lobos Siberianos

Esta raza de perros es muy leales e ideales para las familias, son de difícil entrenamiento por su terquedad, si se saben cuidar desde la vida temprana se puede marcar diferencia en su vida adulta. También conocidos como Husky Siberianos.

Todo cuidado de una mascota, inicia al momento de ser cachorro, de esto depende la salubridad en el resto de su vida. El husky siberiano se debe alimentar tres veces al día desde cachorro, luego hay que reducirlo a dos comidas al día a partir de los tres meses de nacido.

Durante su alimentación se deben acostumbrar a un horario, que le servirá para su educación y su hábito a caminar de 15 a 30 minutos después de cada comida. Es una raza por naturaleza extremadamente limpia, por lo que se recomienda cepillarles el pelo más que bañarlos.

Además de ser limpios tienen poco olor y ellos mismos le gusta arreglarse, por lo tanto, se puede bañar lo menos posible, su pelaje es grueso lo que requiere de un cepillado frecuente de mínimo una vez a la semana y de esta manera inspeccionar sus orejas y sus dientes.

El husky siberiano por tener el color de ojos claros, tienden a tener problemas oculares; lo que hace de vital importancia realizar controles y revisiones desde temprana edad, los cuales pueden sufrir de atrofia progresiva de retina, es decir, pueden quedar ciegos.

De cataratas, que es una capa sobre el cristalino del ojo que le va reduciendo la visibilidad, turbiedad sobre la córnea a la que las hembras son especialmente más propensas que los machos; estas condiciones a menudo se vuelven hereditaria.

Las patas del husky son bastante delicadas para ellos como importantes, por ser perros de trabajo, por eso se debe cortar los pelos largos de sus patas y mantener sus uñas cortas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion