Conociendo más de cerca al Alaskan

Alaskan Malamute

Comenzaremos remontándonos al origen de esta extraordinaria raza de perros, clasificada por la Federación Cinológica Internacional dentro del grupo 5 perros tipo Spitz y tipo primitivo y la sección 1 perros nórdicos de trineo; nos referimos específicamente al Alaskan Malamute, los cuales eran criados por una tribu inuit originaria de la zona noroccidental de Alaska, cuyo  nombre era  mahlemiut, que finalmente a lo largo de los años se transformó en malemute, de allí el nombre de esta magnífica raza de perros.

Características del Alaskan Malamute

Nada más imaginar que estos perros son capaces de arrastrar grandes y pesados trineos por las gélidas estepas de Alaska, nos da una idea de su tamaño, contextura y fortaleza.  La raza es considerada un perro de tamaño grande que puede alcanzar diferentes alturas naturales, aunque se considera el mejor tamaño para el trabajo el de los 63, 5 cms de alzada en el macho y 58,5 cms en las hembras y un peso de 38 kg y 34 kg respectivamente.  

Su aspecto es la de un perro fuerte, musculoso, de patas bien plantadas, siempre atento y altivo, demostrando interés y curiosidad por lo que sucede a su alrededor. Poseen abundante pelo liso que lo protege perfectamente de los intensos vientos fríos de su área de origen, el color varía desde suaves tonos grises pasando por el negro hasta encontrar ejemplares con tonos rojizos, el blanco es importante en su cara, pecho y patas. De igual manera podemos encontrar una especie de máscara en su rostro que es única y distintiva de cada ejemplar.

El caminar y actitud del Alaskan Malamute es dinámico y vigoroso, con orejas en triángulo siempre erguidas y ojos almendrados que le dan un aspecto de seriedad, sin embargo, son de buen carácter y juguetones con sus amos y necesitan de gran actividad física para mantenerlo en forma.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion