El Gran Danés un perro que se deja consentir

Por sus grandes proporciones, el Gran Danés o el Dogo Alemán, Alano Alemán o Mastín Alemán, como también es conocido, produce algún temor en la gente, pero en realidad es un perro noble, amistoso y sobre todo muy inteligente.

El máximo representante de este can y el más famoso, no es otro que el popular Scooby-Doo, pero la mascota de los supersónicos que también es un Gran Danés lucha por ese puesto de popularidad en el mundo de las caricaturas.   

Debemos hacer notar que por gran tamaño y elegancia, muchas veces no lo relacionan con su timidez, dulzura y compañerismo, rasgos que lo hacen candidato para ser la mascota ideal para nuestros hijos, pues además es fiel y muy reservado con las personas que no conoce.

La mayoría de los perros de estas dimensiones, no son muy dados a compartir familiarmente, en el caso de nuestro Gran Danés la situación es diferente, se integra rápidamente al entorno del hogar, sintiéndose uno más de nosotros, por ello dejaremos aquí algunas consideraciones que debes tomar en cuenta para un buen cuidado de esta mascota tan especial.

Los mimos que se le tienen que hacer al Gran Danés

Lo primero que se tiene que dejar lo suficientemente claro, es que por su gran tamaño es necesario que en casa tengas un terreno donde tu mascota se sienta cómoda o en un   gran jardín, pues aunque no es travieso con las cosas de casa, ni mucho menos desobediente, no es conveniente, por sus dimensiones, dejarle adentro.

En cuanto a su alimentación, misma debe ser rica en proteínas y de alta calidad, pues su gran corpulencia así lo exige, sin embargo toma en cuenta que la comida que suministras de cachorro no puede ser la misma cuando tu mascota sea adulta, las exigencias nutricionales en cada caso son muy diferentes.

Por el lado de la higiene, no debes abusar del baño, su pelo es corto y brillante si le bañas con frecuencia ese brillo se puede ir perdiendo, de manera que con que le hagas ese mantenimiento dos veces al mes es más que suficiente.

Tienes que estar muy pendiente de su dentadura, pues es común que estos grandes canes, como otros por supuesto, puedan sufrir de halitosis, de allí que un correcto cepillado al menos una vez al día ayudaría a contrarrestar esta situación tan desagradable, sobre todo sin el perro comparte mucho con nuestros hijos pequeños.    

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion