La adecuada alimentación de tu perro

El tener mascotas en casa no debe ser una respuesta a un mero capricho, ni debe ser visto como un juguete, es nuestra obligación darle el cuidado adecuado en todos los aspectos, pues como todo ser vivo tiene el derecho y la necesidad de vivir dignamente.

Muchas veces cumpliendo un deseo de nuestros hijos compramos un perro para que sea la mascota de la casa, pero no le prestamos la atención debida, dejándolo en el más absoluto abandono e incluso se deja abandonado en las calles.

En ese sentido  tenemos que decir que el cuidado de ese amigo fiel que es el perro va desde el comienzo de su vida, si lo tenemos de cachorro, hasta que ya no esté en nuestro lado, esa atención pasa por todos los aspectos, comenzado con su salud, aseo particular y por supuesto la alimentación, la cual varía según la edad.

La alimentación de un cachorro

En el caso de los canes pequeños en edad, es decir los cachorros, su alimentación debe estar orientada en fortalecer su crecimiento sin descuidar su digestión, ya que si le damos comida no adecuada podemos afectar su sistema digestivo trayendo consigo problemas de salud afectando la seriamente el desarrollo del canino.

Es así como debes asegurarte que tu perro coma la proteína cárnica en porciones adecuadas, además de garantizarle que consuma los minerales y vitaminas en el porcentaje adecuado, ya que incluso si se coloca en su alimento otras cosas no aptas puede hasta dañarle  los dientes al cachorro.

Regula también la cantidad de veces que le das el alimento, si has comenzado con tres comidas diarias, ve eliminando una comida poco a poco, tu cachorro no necesita comer tantas veces sobre todo cuando ya ha superado los tres meses de edad.

En el caso del perro adulto

En el perro adulto la alimentación si debe ser un poco más fuerte y no tan frecuente, eso sí rica en proteínas, minerales y grasas de todo tipo para que le sustente lo suficiente durante el día; pues dependiendo de ese nivel nutricional que le des a tu mascota ya grande, será más aprovechada por su organismo y por consiguiente tendrás menos que limpiar y recoger en tu jardín.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion