La importancia del cepillado dental de tu perro

El tener un perro en casa nos lleva a tener mucho cuidado con su salud, pues si él está bien, todos en su entorno también los estamos, de allí que sea necesario que esa mascota esté limpio, libre de parásitos, y muy importante una buena higiene bucal.

El que estén conservadas las piezas dentales del perro le evitará a este, entre otras cosas, infecciones graves en su dentadura, la cual sin duda repercutirá en la salud de sus órganos internos, como le hígado, riñones e incluso el corazón y por supuesto conlleva una serie de  trastornos graves en la digestión.

Y cómo hacerlo  

El proceso de cepillado en los perros tiene una serie de pasos que deben hacerse con la mayor paciencia, a fin de que el can se acostumbre a este proceso, el cual tiene que ser diariamente, si se quiere tener el éxito deseado en la salud de tu mascota.

Para que ellos se acostumbren, es importante que el perro comience con conocer el sabor de la crema, para tal fin, deje de probar directamente de su mano, sin obligarlo, es decir deje que él lama esa crema de manera espontánea. Esto le llevará algún tiempo.

Una vez logre la adaptación, el paso a seguir es que debe hacer lo mismo, pero ahora con el cepillo que tenga dispuesto para los dientes, comenzado con los colmillos, y tal como en el humano, hacerlo desde la raíz hacia la punta, pero con movimientos preferiblemente verticales, evitando cansar al perro.

En el siguiente paso, vaya lentamente a las piezas posteriores, haciendo movimientos  circulares, tratando en este punto de no incomodar al perro, para que éste no rechace el proceso de cepillado y lo consiga desagradable, perdiendo así lo avanzado.

Continúe con la tarea, ahora con las piezas delanteras, tomando en consideración que son las más sensibles, por esta razón vaya con calma, sujetando con cuidado la boca, evitando hacerle daño, sin obligarle, para que sea receptivo con la labor.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion