Nevado un perro patriótico y libertario

De todos los animales de condición domesticada o de la vida salvaje, se han escrito en todo el mundo,  muchas historias, novelas, cuentos, películas y hasta series de televisión, pero nadie se ha detenido a analizar la vida de un perro que estuvo al lado de su dueño luchando en las más cruentas batallas por la independencia de Venezuela.

Sí, se trata de nevado un perro venezolano de raza autóctona de esa nación dominada mucuchíes  que acompaño al Libertador Simón Bolívar en muchas batallas que libró el héroe suramericano, hasta que dejó de existir en la Batalla de Carabobo, como un valiente  soldado del ejército Libertador.

Cómo comenzó todo

Era el año de 1813, en el marco de la campaña admirable, y el prócer  independentista Simón Bolívar pasaba por Moconoque, una hacienda ubicada muy cerca del pueblo de Mucuchíes, ubicado en Mérida, Venezuela.  Estando allí un perro de grandes dimensiones se les abalanzó al Libertador y sus hombres, de manera defensiva, en procura de proteger su espacio.

Y fue justamente Bolívar, quien diera la voz de alto evitando que le hicieran daño  al noble animal que les había atacado, luego el dueño de nevado le obsequio este perro que respondía al nombre de Nevado, comenzando desde entonces una amistad a la cual se unió un indígena de la zona llamado Tinjacá, conformándose un trío con una unión muy fuerte.

Nevado según se sabe, era un perro muy aguerrido cuando en cada batalla atacaba al enemigo y que respondía con prontitud a los llamados de El Libertador quien le daba de comer de su propio alimento y que a cambio recibía una demostración de fidelidad de la más pura y noble.

Nevado, dejó de existir el 24 de junio de 1821 cuando se estaba en plena liberación de Venezuela en la Batalla de Carabobo,  allí en el campo donde se fraguó la independencia de la República suramericana, atravesado por una lanza de los realistas muere el heroico perro, fiel amigo Simón Bolívar.  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion