El perro lazarillo, un verdadero amigo fiel

El perro es un animal muy agradecido con sus dueños, es uno de esas mascotas que tiene un alto grado de fidelidad; por otro lado son muy ágiles e inteligentes al punto que son usados como animales de rescate, salvamento e incluso en la incautación de sustancias ilícitas son los más efectivos, sin embargo existe una tarea en la que son verdaderamente especiales, en su labor como lazarillos o perros guías.

La labor de los perros lazarillo no es una novedad ni una moda, esta acción se dio por primera vez en Londres, allá por los años 30, y desde ese tiempo hasta nuestros días los también llamados perros guías son de vital importancias para aquellas personas que por diferentes circunstancias han perdido la visión.

El perro guía con una misión que va más allá que obedecer

Inicialmente la tarea de ser perro lazarillo estaba bajo la responsabilidad de canes de la raza Pastores Alemanes, así como de ovejeros. Luego pasó a ser una labor exclusiva de Labrador Retriever, un perro tan capaz en estas lides como su antecesor, pues cuenta con una capacidad muy similar a la que tiene su antecesor.

La inteligencia avanzada de estos animales les es fortalecida con un adiestramiento, al cual asisten desde muy temprana edad, en ese periodo de enseñanza,  el can agudiza los sentidos, convirtiéndose en un perro de asistencia.

Su labor es muy decorosa, les facilita a quienes los necesitan, su incorporación a la sociedad, facilitando a estos seres humanos la realización de sus actividades cotidianas, y por consiguiente les mejora ostensiblemente la vida en cuanto a la calidad que necesita llevar.

Dentro de sus tareas, las cuales ha asimilado desde muy joven en sus entrenamientos, el lazarillo tiene la capacidad de detenerse en escaleras, las esquinas y los repechos, logrando a través del collar especial que porta,  comunicar con sus movimientos, a la persona con discapacidad visual la situación que se está presentando.

También su accionar de guía,  le lleva al lazarillo a anunciar la presencia de obstáculos, los cuales esquiva con facilidad así como advertir sobre el tránsito si desea cruzar la calle, y en ese paso también el perro está facultado para indicar en qué momento bajar o subir de una acera.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion