6 cosas que los perros detestan de sus amos

Cuando tenemos un perro sin duda vamos a darle mucho amor y cariño, por lo que él va a ser de igual manera con nosotros y nos va a devolver ese amor de modo incondicional, siendo una de las razones principales de porqué existe el dicho de que el perro es el mejor amigo del hombre.

Sin embargo, hay ocasiones en las que podemos hacer cosas que a nuestro perro no le agraden mucho, pero que nosotros no notamos y de hecho creemos que si les gustan, por su poca disposición a demostrar incomodidad o desencanto. Por eso, hoy te hablaremos de las 6 cosas que los perros detestan que hagan sus amos, así frecuentemente no resulte tan claro.

Cosas que a los caninos no les agradan

  • Falta de rutina: un perro es un animal que aprende reglas sociales y de convivencia, así como también de orden y rutina. Por eso, los caninos agradecen que los saquen a pasear, alimentarlos a horas moderadamente determinadas, etc.

También, los perros mejoran su comportamiento si no hay discrepancias y se es constante con las reglas del hogar; si no te gusta que el canino se monte en tu sillón, no lo montes deliberadamente porque se confunde.

  • Gritos y ruidos fuertes: los perros tienen un oído muy desarrollado, por lo que los ruidos y gritos los suelen molestar e intranquilizar, así que es mejor no gritar con ellos en presencia. También, los fuegos artificiales les hacen mucho daño, por lo que es mejor no usarlos con ellos.
  • Apurarlos en los paseos: si llevas a tu perro a pasear, el canino va a querer explorar el terreno a donde lo lleves, siendo la razón por la cual se detiene cuando descubre algo nuevo o una señal y la huele. Apurarlo en ese momento es estresante para el perro, ya que no puede decodificar y explorar lo que descubrió.
  • Vestirlos sin necesidad: A los perros les incomoda tener ropa puesta, ya que ellos no la necesitan y se abrigan con su pelaje, por lo que mejor no los vistas a menos de que haga demasiado frío.
  • Bañarlos demasiado seguido: un perro necesita que lo bañen, pero obviamente no le gusta que lo hagan muy seguido, ya que le da frio y no es necesario. Busca el punto medio, una vez a la semana está bien y puedes jugar con el perro al bañarlo.
  • Abrazarlo demasiado: a pesar de que la mayoría de perros son cariñosos con sus amos, si son abrazados en demasía van a sentirse incómodos, ya que los caninos también necesitan su espacio propio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion