23 ene 2012

El grupo de los terrier está integrado por distintas clases de perro, entre las cuales no se puede dejar de mencionar al deutscher jagdterrier, una casta que en español se conoce bajo el nombre de terrier cazador alemán.

Según se cree, estos canes que se caracterizan por ser ágiles y fuertes son descendientes directos de los fox terrier originales y conservan de sus antepasados la habilidad para la caza menor (por lo general, se los emplea para capturar animales pequeños y seguir rastros y capturar presas, entre otras).

Estas mascotas, pese a tener dimensiones pequeñas (tanto machos como hembras suelen medir entre 30 y 40 centímetros y pesar entre 7 y 10 kilogramos al llegar a la edad adulta), son robustas y suelen destacarse por su valentía. Otro dato a tener en cuenta es que, de no ser socializados desde cachorros o si no se los acostumbra a la presencia de extraños y/o otros animales, pueden mostrarse peleadores y agresivos.

Aquellos que llevan años dedicados a la cría de estos ejemplares coinciden en elogiar la facilidad con que se los puede adiestrar y la rapidez con que estos perros asimilan órdenes.

Tal vez por tener instintos impulsivos, sus reacciones eventualmente violentas y su tendencia a exhibir su naturaleza cazadora, el jadg terrier no es un animal recomendable para quienes jamás han convivido con un perro, viven en un departamento o en una casa sin jardín ni patio o si tienen niños de corta edad. Sí, en cambio, puede satisfacer las expectativas de alguien con experiencia en cuidados y educación canina que viva en un lugar de amplias dimensiones ya que esta raza requiere un gasto elevado de energía a diario. Lo ideal es proponerle ejercicios intensos (como el agility o los juegos que exigen esfuerzos físicos) para que no se aburra y pueda mantenerse en buen estado corporal.