25 abr 2009





El Shar Pei, proveniente de China, es un perro de tamaño medio y constitución robusta, pero lo que verdaderamente llama la atención de esta raza son los pliegues de su piel, especialmente en su cara; debido a ello, sus ojos, que son pequeños y hundidos, quedan como sumergidos entre las arrugas faciales. En cuanto al temperamento, este perro posee un solo amo, es protector de lo suyo y desconfiado con los extraños, apacible, bueno con los niños, y puede vivir en un departamento, aunque siempre y cuando reciba el ejercicio diario que le es necesario, ya que comunmente esta raza sufre de sobrepeso.