El Bichon Frisé es un pequeño perro de compañía, cuyo nombre de origen francés establecido en el año 1933 de forma definitiva, significa “perrito de lanas rizado”. Esta raza es alegre e inteligente, cariñosa, fácil de adiestrar y buena con los niños pequeños, puesto que no muestra indicios de agresividad. Entre sus ventajas hallamos que no pierde pelo ni despide olor, como la mayoría de los perros, y no requiere de demasiado ejercicio, debido a su tamaño. Para mantener en el Bichon Frisé el aspecto adecuado, debe cepillarse su pelo regularmente, recortarlo y mantenerlo limpio.