El mundo canino se ha vestido de moda, diseños y colores, y ni los pequeños ni los grandes canes han quedado excluidos de esta novedosa acción humana sobre sus mascotas. Algunos prefieren a los perros sin ropa y sin accesorios, como la naturaleza los ha hecho, y lejos de intentar asemejarlos a los Hombres; otros, dedican su tiempo a invertir en vestuarios para sus amigos de cuatro patas, y les parece simpático brindarles un estilo y mantenerlos lindos. Más allá de ello, la ropa es una buena defensa contra el clima frío, especialmente para perros pequeños y frágiles, y es por ello que éstos son los principales consumidores, o más bien, sus dueños.