10 feb 2009

WeimaranerCarácter: El Weimaraner, también llamado Braco de Weimar, es cariñoso, inteligente y de gran valentía. Además es muy obediente, guardián y requiere de un gran ejercicio diario en amplios espacios, ya que es muy activo; si no lo obtiene puede llegar a volverse destructivo. Es fiel y desconfiado con los extraños, dócil y equilibrado y un buen perro de compañía. Muy afectuoso respecto de sus amos, puede mostrarse en algunos casos, muy dependiente de ellos, dificultando así su estancia en soledad, si éstos desean por ejemplo, irse de vacaciones sin el perro. Su adiestramiento resulta ser fácil, y es muy utilizado como perro de caza, adaptándose a distintos terrenos.

Origen: Esta elegante raza proviene de Weimar (Alemania), donde se cree que se desarrolló al rededor del sigo XIX, con el objetivo de hallar en él, un buen perro para la caza de presas mayores, aunque más tarde, pasó a ocuparse del cobro en el agua, y la caza de diferentes especies de aves. El Weimaraner, de gran olfato y velocidad; es, según parece, el resultado de la cruza entre otras dos razas: el Pointer y el Bloohound.

Aspecto: El Braco de Weimar es un perro grande de contextura fuerte y resistente, con miembros musculosos. Sus pequeños ojos, cautivantes, se presentan en color ámbar (en distintas tonalidades), o color azul grisáceo; mientras que el color del pelaje es gris plateado, gris rojizo, u otras tonalidades de grises.

Cuidados: Precisa hacer ejercicio a diario, ya que es un perro de gran tamaño, energía y resistencia.

Peso: Entre 32 y 39 Kg.

Altura: Entre 56 y 69 cm.

Otros nombres de la raza: Braco de Weimar, Braque de Weimar, Weimaraner Vorstehhund.