09 feb 2009

Husky SiberianoCarácter: El Husky Siberiano es un perro alerta, fiel, sociable y resistente frente a climas muy fríos. No es un perro que ladra, pero no por ello es silencioso, puesto que acostumbra aullar; de igual forma no es demasiado ruidoso. Disfruta mucho de largas caminatas, ya que es inquieto y posee bastante energía; es, a veces, un poco terco. Amistoso, acostumbrado a vivir en jauría, y gran protector de su territorio, este perro posee una buena predisposición al trabajo. Con un gusto especial por excavar hoyos, saltar a la gente y trepar, el Siberiano, es un perro tan activo, que es, a veces, peligroso dejarlo andar libremente, pues puede alejarse mucho de su amo sin darse cuenta (ésto es porque tiene una gran resistencia y puede recorrer grandes distancias en tiempos cortos), y llegar a perderse cuando quiera regresar; hay muchos casos de Siberianos perdidos. El dueño de un Husky Siberiano, debe tener la suficiente autoridad para manejarlo, sin dejar de demostrarle afecto.

Origen: Esta raza es originaria de Siberia, como su propio nombre lo indica. En la antigüedad, en Husky Siberiano era utilizado para tirar de trineos, donde los climas eran muy fríos. En la actualidad, el Siberiano es muy apreciado en el norte de América, y es considerado por la F.C.I. (Federación Canina Internacional), una raza estadounidense.

Aspecto: El Husky Siberiano posee una apariencia muy parecida a la del lobo. Los ojos, generalmente azules, pero también presentes en otros colores, como por ejemplo marrón (en diferentes tonalidades), pueden ser cada uno de distinto color, lo que es llamado “heterocromía”. Es de tamaño grande, aunque no en exceso; con las orejas cortas y de forma triangular, erguidas constantemente, como alertas de todo lo que sucede alrededor. El pelaje del Siberiano es abundante, aunque se modifica para adaptarse al clima en el cual se encuentra; se permite en varios colores, con manchas; siendo una de las combinaciones más comunes, la de gris con blanco.

Cuidados: Necesita mucho ejercicio, y un cepillado diario. Esta raza es muy resistente al frío, al punto de que puede vivir en lugares donde nieve, sin dificultades; además, se adapta bien a los distintos tipos de clima, modificando su pelaje.

Peso: Entre 16 y 27 Kg.

Altura: Entre 51 y 60 cm.

Promedio de vida: Alrededor de 12 años. Esta raza, normalmente, tiene una vida dotada de salud.

Otros nombres de la raza: Siberian Husky (su nombre en inglés), Siberiano.