09 feb 2009

Gran DanésCarácter: Este gigante perro posee un temperamento equilibrado, siendo también muy fiel a sus amos y un buen guardián. Es valiente, noble, cariñoso, tranquilo, y pese a tener un aspecto agresivo es amable. Es bueno con los niños, extrovertido, juguetón, dócil y alegre, pero en algunos casos puede tornarse agresivo si teme por la seguridad de sus amos. De fácil adiestramiento, el Gran Danés puede vivir en un apartamento, pero si esto es así necesita salir a ejercitarse en amplios lugares, ya que su gran tamaño y energía lo requieren; si esto no sucede puede transformarse en una mascota destructiva.

Origen: Tiene su origen en Alemania. Se consideran como antepasados del actual Gran Danés, al antiguo “Bullenbeisser” (bulldog) así como a los perros de cacería de jabalíes que se situaban entre los poderosos mastines ingleses y un perro de vigilancia ágil y rápido.

Aspecto: El Gran Danés es una raza de enormes proporciones y muy robusta, sin perder la proporción y la elegancia. Tiene una apariencia majestuosa y un pelaje corto y brillante.

Colores: Los colores admitidos son el atigrado, azul, negro y beige.

Cuidados: Debe hacer ejercicio diariamente, en amplios lugares, debido a su gran tamaño.

Enfermedades: El Gran Danés es susceptible a la displasia de cadera, las enfermedades del corazón, los tumores, y lesiones de la cola. Una de las enfermedades que suelen aparecer en esta raza es el “Sindrome de Wobbler” (enfermedad de la médula espinal). No se puede trotar con este perro hasta superado el año de edad.

Promedio de vida: El Gran Danés tiene un promedio de vida alrededor de 7 y 10 años.

Peso: En los machos, el peso ronda entre 62 y 81 Kg. y en las hembras entre 49 y 66 Kg.

Altura: Entre 71 y 76 cm.

Camada: Cada camada normalmente posee entre 8 y 11 cachorros.

Otros nombres de la raza: Dogo Alemán, Great Dane (su nombre en inglés), Mastín Alemán.