08 feb 2009

CollieCarácter: El Collie de pelo largo, también llamado Pastor Escocés, es un perro fiel e inteligente, con instintos de protección hacia sus amos, y desconfiado con quien no le gusta. Es un excelente perro de compañía, y aún hoy, en su país de origen se lo utiliza como perro ovejero, por su gran valentía. Es un perro de adiestramiento fácil, pero al entrenarlo no se debe usar violencia, ya que se volverá obstinado y se negará a aprender hasta el más sencillo ejercicio.

Origen: Su ascendiente principal fue el perro pastor común de las colinas del este de Escocia, que se caracterizaba por su pelaje negro y blanco y su talla pequeña, con cuerpo alargado, patas cortas y hocico corto, pequeño y angosto. Después de varios cruces con otros pastores escoceses, y gracias a la fuerte influencia del Setter Irlandés, el Collie fue adquiriendo su aspecto actual. El Border Collie le aportó un cuerpo más alto y proporcionado que el del pastor de las colinas, mientras que el Setter Irlandés le ayudó a cambiar el color del pelaje y lo hizo más esbelto y con más peso y fuerza en las patas. Su hocico se volvió más relleno y aplanado, pero más fuerte y con mayor capacidad de olfato.

La difusión de la raza comenzó en Europa en el año 1860, cuando la reina Victoria de Inglaterra visitó el condado de Balmoral, donde los Collie realizaban la tarea de pastores. Al momento de verlos, la reina se quedó completamente enamorada de ellos, encargándose así de difundirlos en todas las exhibiciones caninas.

Aspecto: El Collie posee un aspecto elegante. Es un perro de tamaño grande, y un largo pelaje, que requiere de muchos cuidados.

Cuidados: Debe ser cepillado con frecuencia, para que no se anude su pelaje.

Peso: Entre 18 y 30 kg.

Altura: Entre 51 y 61 cm.

Otros nombres de la raza: Su nombre completo es Collie de pelo largo, que en inglés es “Rough Collie”, aunque también es llamado Pastor Escocés de pelo largo.