08 feb 2009

CarlinoCarácter: El Carlino, perro que adquirió gran fama luego de su aparición en la famosa película “Hombres de negro”, es un perro muy cariñoso y extremadamente apegado a su amo, inteligente, valiente, testarudo y de un aspecto bastante cómico. Mientras su amo permanece junto a el, se muestra más o menos confiado y sociable con los extraños, pero si éste no está en compañía suya, se vuelve algo desconfiado y protector de su territorio. Al Carlino le gusta ser el protagonista, llamar la atención, ser el líder y que todos estén pendientes de él para acariciarlo y jugar a su lado. Con los niños se comporta de forma paciente, pero a veces, suele adquirirles miedo, timidez u otras actitudes semejantes, si éstos son muy pequeños y no saben cómo tratar de forma correcta a este canino. Su adiestramiento es dificultoso debido a su terquedad. Además, su temperamento es amistoso, juguetón, dócil, y a veces, celoso. Tiene buena relación con otros perros.

Nombres: Esta raza se conoce con varios nombres, como: Mops, Carlino, Paï y Pug, entre otros. Su figura se asemeja a la del pequinés y a las estatuas de los dragones protectores del hogar. En la región Occidental su nombre cambia según el país.

En Alemania y Holanda son llamados Mops, palabra que deriva de un verbo cuyo significado aparente es “enfadado”. En Francia y España es conocido como Carlino; esto se debe a un famoso actor llamado Carlo Bertiniazzi, que para representar a uno de sus personajes más reconocidos, lo hacía con una máscara, de gran semejanza a la cara de éstos perros. En los países anglosajones era llamado Pug, lo que significa “puño”, por el gran parecido de su cabeza al puño de la mano. En China era llamado Paï, y se lo definía simbólicamente como a un príncipe, también así era tratado en ese país por aquellos tiempos.

Utilización: El Pug es un pequeño perro de compañía, que también tiene aptitudes de guardián, ya que aunque su tamaño no lo ayude, avisa, a través de su ladrido, siempre que algo extraño sucede.

Origen: El Carlino fue introducido desde China, en Europa; en una época en la cual se pretendían cosas estrafalarias o exóticas, por lo cual esta raza permanecido durante siglos en las cortes europeas.

Aspecto: El Carlino es un perro de pequeño tamaño y aspecto compacto, proporcionado y musculoso. Es un perro “cobby”, lo cual significa que es fuerte y compacto a la vez. Su nariz es muy corta, por ello, tiene tendencia a roncar.

Cuidados: Esta raza no requiere de demasiado ejercicio, por lo cual puede vivir en casas pequeñas o departamentos, por otro lado, su hocico debe ser limpiado con frecuencia ya que suele babear. Los pliegues de su piel también deben ser limpiados, ya que sino puede aparecer piel seca o picazón. No debe ser bañado con demasiada frecuencia, ya que el baño extrae los aceites naturales de la piel y el pelaje. Debe ser cepillado con frecuencia (con un cepillo de goma) e hidratarse su piel, para que no mude excesivamente su pelo. El Carlino es propenso a la conjuntivitis canina, que produce el enrojecimiento del globo ocular, entre otros síntomas.

Peso: El peso ronda en los 6 y 8 Kg.

Tamaño: El tamaño o estatura varía entre un Carlino y otro, pero en general ronda los 30 cm. o 12 pulgadas, conformando un perro de pequeña medida.

Otros nombres de la raza: Pug, Doguillo, Mops, Paï.