El perro, una de las especies domésticas preferidas por aquellos que buscan animales de compañía, es una mascota que posee numerosos atributos que suele admirar y elogiar el ser humano.

Cualquiera sea su raza y particularidades físicas, estas criaturas sorprenden con su inteligencia y con la profunda fidelidad con que honran a su amo. La familia canina, como puede comprobar cualquier persona que conviva con algún ejemplar de este clan, está compuesta por seres nobles que, pese a carecer del don del habla, saben cómo hacerse entender y demostrar afecto.

Si bien al analizar su naturaleza y características corporales es posible hallar diferencias en función de la raza, la edad y el origen de cada perro, por lo general se puede destacar de ellos su longevidad (en castas pequeñas la esperanza de vida puede ser de veinte años, mientras que el resto puede vivir alrededor de quince años en condiciones normales), su extraordinaria sensibilidad auditiva y olfativa y su fascinante capacidad para aprender trucos y cumplir órdenes de su amo.

Sobre el sentido de la vista hay que resaltar que, si bien los canes no se distinguen por su agudeza visual, sí poseen una excelente percepción de movimientos y un poder de enfoque que se afina durante las noches. Gracias a esta condición, los perros son hábiles para la caza.

En relación a las cuestiones anatómicas, es interesante mencionar que el esqueleto de estas mascotas suele tener alrededor de 321 huesos. La dentadura, por su parte, se inicia con 28 dientes de leche que, con el paso del tiempo, se reemplazan por 42 piezas permanentes.

Al tratar de descubrir las características más sobresalientes de los perros tampoco se pueden descuidar las cuestiones vinculadas a su nutrición y salud. Al respecto, es necesario tener presente que se le debe proporcionar una dieta equilibrada y acorde a sus necesidades nutricionales para que conserve un peso regular, un buen aspecto en su pelaje y buenas condiciones generales, así como también hay que recordar a diario que, aunque existan razas más propensas que otras a las enfermedades, a todas las mascotas hay que otorgarles las herramientas (entre ellas las vacunas y las medidas preventivas para toda clase de dolencia) para mantenerse sanas y fuertes.